“Luchamos contra la muerte y no vamos a abandonar el barco”

Esposos trabajan en UCI Covid del Hospital Santa Rosa.

Se conocieron en la Facultad de Medicina de la Universidad de La Plata (Argentina). Su amor creció al igual que la vocación por la Medicina Intensiva, especialidad que ambos escogieron y que los trajo hasta Piura (Perú), para convertirse ahora en los héroes intensivistas de una “guerra mundial”.

“Él vino siguiéndome”, cuenta la médico intensivista piurana Elsa Rivas sobre su esposo (de nacionalidad argentina), el jefe de la UCI Covid del Hospital Santa Rosa, Carlos Alberto Carriqueo. Ambos se encuentran en primera línea de batalla contra el nuevo coronavirus.

Médicos intensivistas del Hospital Santa Rosa.

Según las estadísticas de la pandemia, el 85% de la población infectada con el virus SARS- CoV-2 no presenta mayores complicaciones, algunos incluso son asintomáticos.

Sin embargo, hay un 15% de pacientes que corre el riesgo de hacer cuadros graves y requiere de su internamiento en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde los más críticos necesitan ventilación mecánica.

Es entonces cuando empieza la lucha de los médicos intensivistas, primero por conseguir una cama UCI y luego-en medio de la precariedad del sistema de salud- por estabilizar a sus pacientes y ayudarlos a salir con vida.

Nosotros luchamos todos los días contra la muerte. Tenemos que entubar, revisar constantemente a nuestros pacientes. La demanda es grande y el sistema es muy precario”, relata Elsa Rivas, la única mujer intensivista de la región Piura.

DÉFICIT DE INTENSIVISTAS

En el nosocomio del Ministerio de Salud, una vez iniciada la pandemia del coronavirus, solo había tres médicos intensivistas y no existía una UCI Covid.

Ahora ya se cuenta con esta unidad de atención para pacientes graves y se ha aumentado a siete el número de especialistas, pero aún son insuficientes en una región con cerca de dos millones de habitantes.

La Medicina Intensiva, que ha cobrado notoriedad en esta época de crisis mundial, es el soporte de todas las especialidades y, a nivel nacional, la escasez de médicos en esta rama es grande.

“No es una especialidad que sea muy atractiva para los recién egresados, menos en estos tiempos de pandemia que el estrés en una UCI es muy alto. Nosotros tenemos que convivir con los pacientes críticos”, refiere el médico intensivista, Carlos Carriqueo.

En Perú, hay 700 médicos intensivistas laborando en las diferentes áreas UCI de los hospitales. El presidente de la Sociedad Peruana de Medicina Intensiva, Jesús Valverde, señaló que se debía duplicar la cifra para atender la demanda actual que existe en los nosocomios.

Debido a este déficit se ha hecho necesario contar con el apoyo de médicos generales y de otras especialidades. Sin embargo, estos galenos requieren una preparación previa para atender a los enfermos que se debaten entre la vida y la muerte, quienes necesitan un cuidado intensivo.

Puede leer: Médicos que sufrieron agresiones permanecen atendiendo a pacientes Covid.

ELECCIÓN DE PACIENTES

Uno de los colegas de la pareja de intensivistas, el médico piurano Jaime Rivas, declaró en un medio de comunicación nacional que “deben elegir a qué paciente ingresar a la UCI ante la escasez de camas”

Este procedimiento, que para algunos resulta alarmante, es una muestra de la realidad que enfrentan a diario los médicos intensivistas debido a la pandemia.

“Cuando dicen que se está dejando de lado a los ancianos, es una falacia. Hemos tenido pacientes mayores de 80 años en cuidados críticos. Pero es verdad que cuando ya no tenemos camas disponibles, tenemos que hacer un triaje (evaluación para medir la capacidad de sobrevivencia del paciente) y en base a eso tomamos una decisión. De hecho, no es una decisión fácil”, reconoce el jefe de la UCI Covid del Santa Rosa.

Varios pacientes mayores de 60 años han logrado vencer al Covid-19 en el Hospital Santa Rosa.

EN PRIMERA LÍNEA

La pareja de esposos intensivistas ha tenido que sobreponerse al estrés diario y los temores que surgen en medio de la pandemia. Ellos reconocen que sus vidas también están en riesgo.

“Tenemos una hija y por supuesto que tenemos miedo, hay riesgo de contagiarnos y morir. 50 médicos han fallecido en primera línea (a nivel nacional), pero aquí seguimos. Somos intensivistas y no podemos abandonar el barco”, expresó la médico en diálogo con Pirhua.pe.

Piura es la tercera región a nivel nacional con más casos de coronavirus (11019). 731 personas han perdido la vida a causa de la pandemia. Sin embargo, hay también más de dos mil pacientes que han logrado recuperarse.

Pese a a los riesgos, los médicos siguen frente a esta batalla. Cada día se llenan de esperanza al ser testigos de la recuperación de los pacientes graves que “vuelven a nacer” después de luchar, por varios días y semanas, para vencer al temible virus.

👨‍⚕️👩‍⚕️ #DíadelIntensivistaLos esposos y médicos intensivistas Carlos Alberto Carriqueo y Elsa Rivas nos comentan su experiencia en los hospitales de Piura durante este #EstadodeEmergencia.

Posted by Pirhua.pe on Monday, June 8, 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *