Aprende cuatro ejercicios y juegos de estimulación temprana que puedes realizar con tus pequeños en casa

El juego es una actividad de suma importancia para los bebés, ya que fomenta el desarrollo del pensamiento, la creatividad y la interacción con el ambiente. Por ello, es importante que los padres les den la libertad de explorar el espacio y los materiales que puedan encontrar en casa y guiar al bebé en el proceso.

“Dentro del juego es importante que los padres hablen con el pequeño, le describan los objetos con los que está jugando y le expliquen lo que está haciendo, utilizando palabras sencillas y claras. De esta manera, los bebés podrán identificar, asociar y comprender la relación entre los sonidos y los objetos”, indica Guilia Kajatt, especialista en estimulación temprana.

Kajatt te recomienda aquí algunas actividades y juegos que ayudarán en la estimulación temprana del bebé, utilizando artículos que puedes encontrar en casa:

1.  Estimulación para el desarrollo de la motricidad fina: Dentro de un batidor se introducen diferentes objetos pequeños, con el fin de que el bebé logre sacar los objetos con sus manitos. Esto permitirá que el bebé desarrolle la habilidad de coordinación ojo-mano, y a su vez, fomentará que tenga una mayor tolerancia a la frustración.

2. Estimulación para el desarrollo de la motricidad gruesa: En un espacio libre colocar diferentes tamaños de almohadas, estas deberán estar separadas unas de otras. Se pueden colocar sobre la cama o sobre un piso foam de manera que forme una especie de circuito de obstáculos. También, se deben colocar diferentes juguetes entre las almohadas con el fin de motivar al bebé a gatear y a explorar todo el espacio.

3. Estimulación Auditiva: Buscar diferentes utensilios de cocina como, por ejemplo, coladores, palos de madera, cucharas, etc. Para realizar diferentes sonidos y movimientos con los objetos encontrados. Con ello, se busca que el bebé logre escuchar y observar cómo el cuidador lo hace para que luego intente imitarlo. Esto permite sensibilizar la audición del bebé y mejorar su coordinación.

4. Estimulación Sensorial: Utilizar una batea grande y llenarla con fideos cocidos, con el fin de que el bebé ingrese dentro de ella para que pueda explorar la textura. Luego, se puede agregar espuma de afeitar para que el bebé sienta ambas texturas. El fin de esta actividad es que el bebé sienta las diferentes sensaciones que se generan en sus manitos.

Foto: Nido Casuarinas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *