Mujeres que dejan huella transformando el futuro de los niños y niñas más vulnerables

La misión de ellas es ir más allá de compartir conocimiento o enseñar; ellas buscan transformar la mente y la realidad del estudiante que se encuentra en situación vulnerable, no solo frente a la pandemia sino ante su entorno y la sociedad que muchas veces los mira con indiferencia; en tanto que el Estado los abandona.

Una de las mujeres que viene dejando huella es la Mg. Janeth Karine Pizarro Huamán de 29 años, natural del caserío Maraipampa en el distrito de Huarmaca; de padres agricultores, ella es la octava de diez hermanos que pese a sus limitaciones económicas logró salir adelante con el apoyo de su madre. Ella quiso ser abogada, pero por casualidad del destino eligió ser maestra de educación primaria, siguiendo la vocación de sus maestras que fueron su gran ejemplo.

Actualmente, ella es la directora y maestra unidocente de la I.E N° 20028 Faical Yamango de la Ugel de Morropón, ubicada a tres horas de Piura, y tiene a su cargo a 21 niños y niñas del primer al sexto grado de primaria, a quienes pese a la pandemia ha logrado brindarles oportunidades para hacerlos visibles a través de diversos proyectos, entre ellos el proyecto Escuela verde, planeta verde.

Escuela verde, planeta verde, es un proyecto ecológico implementado en la institución desde el año 2018 con la finalidad de promover el enfoque ambiental y desarrollar competencias ciudadanas en los estudiantes.

¿Cómo nace el proyecto?

Esta iniciativa nace luego que Pizarro Huamán llegara a la escuela y la viera totalmente deforestada, seca y sin color, entonces se dijo “no puedo traer a estudiar a los niños a un lugar así, primero tenía que transformarlo en un sitio cálido, fresco y verde, y se me vino a la mente transformarlo en un lugar verde”.

Es entonces, que empezó una campaña de reforestación y cada estudiante comenzó a sembrar una planta ornamental o frutal y ahora cuenta con un biohuerto, un jardín ornamental y plantas frutales.

“Soy una persona muy emocional y decidí formar junto con un amigo el proyecto Escuela verde, planeta verde que no solo consiste en sembrar plantas, sino que está integrado desde el PEI (Proyecto Educativo Institucional) de acuerdo con las políticas nacionales hasta una sesión de clase. Por ejemplo, podemos utilizar el biohuerto para enseñar áreas y perímetros o el pequeño jardín para ver un ecosistema o utilizar el huerto como una estrategia para crear un cuento”

Janeth Pizarro

Ello ha permitido obtener logros satisfactorios en los estudiantes, una muestra de ello, son los resultados de la evaluación Censal (ECE) de estudiantes en el año 2018, donde se obtuvo el 100 % satisfactorio en matemática y 80 % satisfactorio en comunicación.

Aunque al principio la pandemia del coronavirus (Covid-19) generó incertidumbre en la maestra y sus alumnos, ellos continuaron con la misión de seguir aprendiendo y preservando el medio ambiente; pero esta vez desde casa.

“Ahora lo estamos implementando en la casa ahora con “Escuela verde en casa”. Para que no pierda la continuidad. Los niños ahora elaboraran su abono en la casa. Tienen sus materiales de reciclaje en la casa, tienen sus huertos pequeños y se encargan también de cuidar sus plantas de su comunidad y también hacen sus trabajos en base a reciclaje”, comenta la docente rural.

Toda esta enseñanza a permitido que los estudiantes valoren el cuidado del medio ambiente. Ahora ellos ya no botan los papeles en el piso y sus aulas se mantienen limpias. Se les ha concientizado tanto que incluso ellos reciclan en casa, tienen pequeños huertos en casa y han sembrado una planta en la comunidad la cual ellos se encargan de regar y tienen una planta propia en su escuela.

“Lo que siento es que realmente ahora hemos transformado la escuela en un lugar de paz y tranquilidad. Es un proyecto que queremos desarrollarlo para que sea sostenible en el tiempo”, señala Pizarro Huaman.

Esta valiente maestra refiere además que frente a la pandemia lo que decidió fue reinventarme, ver la oportunidad y aceptar su realidad. “Y en ese momento mi realidad era que yo estaba acá y que mis niños estaban allá y yo necesitaba seguirles enseñando”.

En redes sociales

Para fomentar la conciencia ambiental a más estudiantes y hacer aún más visibles a sus estudiantes, la Mg. Janeth Karine Pizarro Huamán utiliza las redes sociales y otras herramientas tecnológicas de manera frecuente, tal es así que el fan page de “Escuela verde planeta verde” tiene casi 100 mil seguidores, de los cuales el mayor porcentaje son usuarios de Colombia, Chile, Venezuela, Argentina, Brasil, Guatemala, Piura y Perú.

Además, se está utilizando como plataforma virtual el canal de YouTube, el cual tiene el mismo nombre y la aplicación Spotify.

No hay apoyo del estado

Para la Mg. Janeth Karine Pizarro Huamán hacer este tipo de proyectos demanda de mucho esfuerzo e incluso poner de su bolsillo ya que muchas veces ha tenido que asumir los gastos de la movilidad, comida y hospedaje de los estudiantes. “El estado no nos apoya. Al estado le gusta que el maestro haga innovación, pero no le gusta implementar políticas de innovación en cuestión de presupuesto. No tiene un presupuesto establecido para los maestros que hacen innovación”.

Pese a ello, la docente rural nos cuenta que tiene la necesidad de ir a una zona aún más alejada porque desea ir a transformar otras realidades. “Yo creo que el maestro lo que tiene que hacer es ser creativo, transformador de mentes y de realidades y tiene que ser un docente que ame lo que hace, amar a los niños y ser un niño más porque yo no concibo un docente amargado”.

Otro ejemplo digno de destacar es la labor de la docente Mirtha Chong Ramírez quien es fundadora del proyecto “Escuela de Formación Política de Niñas Líderes”, donde a las niñas de 10 años se les enseña temas de política, empoderamiento en temas de violencia, que conozcan sus derechos y también temas de emprendimiento. Todo ello durante tres meses.

“La idea es que las niñas exploten su potencial al máximo y que no solamente reciban contenido, sino que también ellas ejerzan un liderazgo para que sean ciudadanas honestas y trabajen a favor de la educación que representen a su género y que sean niñas que a futuro sean las que rompan con la estadística de la violencia, que es lo que se necesita”.

Mirtha Chong

Para la docente de comunicación, el empoderamiento en las mujeres debe iniciarse con las más pequeñas para comenzar a romper ciclos de violencia, para que ellas trabajen a futuro por las demás. “Desde pequeñas tienen conciencia y si ya la trabajan desde ahorita nadie las va a parar y más aún si alguna de ellas asume un liderazgo político”.

Al igual que Janeth Pizarro, Mirtha Chong creyó que con la pandemia del coronavirus (Covid-19) su proyecto llegaba a su fin. Sin embargo, fue todo lo contrario porque la “Escuela de Formación Política de Niñas Líderes” inició un nuevo reto desarrollándose de forma virtual y logrando internacionalizarse.

“La escuela desde que comenzó a ser virtual ha tenido mayor acogida y ya no es solo en Piura sino también a nivel nacional e internacional. Ahora ya cuento con niñas de Colombia, Ecuador, Panamá, Cusco, Piura y Lima y que están dentro de la escuela y además ahora la propuesta se está yendo para Pakistan donde se realizará de manera virtual”, refiere Chong.

La propuesta se desarrolla de manera virtual a través de la plataforma meet, que es la más accesible y sencilla para las niñas.

“Tengo a mi cargo un grupo de niñas líderes de 12 años que fueron las primeras en formarse cuando tenían 10 años. Y ahora estas niñas están ejecutando proyectos sostenibles para trabajar con otras niñas de 6 a 8 años. Ellas trabajan con los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU”, refiere la docente.

En la “Escuela de Formación Política de Niñas Líderes” que se fundó en el 2018 a la fecha se han logrado graduar más de 200 niñas, las cuales ya se encuentran desarrollando talleres de fortalecimiento de liderazgo y clubes de lecturas, entre otros talleres, para motivar y empoderar a niñas menores que ellas e incluso de su misma edad.

Y en esta nueva etapa virtual hoy la “Escuela de Formación Política de Niñas Líderes” convoca a todas las niñas de 10 años a participar de manera gratuita en esta escuela donde podrán despertar sus habilidades de liderazgo, además entrega 15 becas a niñas del extranjero.

No hay apoyo de Gobierno

Este proyecto educativo se trabaja de manera independiente y no cuenta con el apoyo de la Municipalidad de Piura ni con el Gobierno Regional, pese a que esta propuesta fue planteada a ambas instituciones.

“Es una pena que en Piura no exista apoyo como lo hay de afuera. Eso es lo que debe hacerse porque con el problema de la pandemia todo el tema es salud, pero hay otros temas educativos, temas relacionados a la violencia de género en las calles y en la casa. El problema sigue y se agudizado y eso se debe atender”, dijo Chong.

Espera apoyo de cooperación internacional

En su búsqueda por lograr que la Escuela de “Formación Política de Niñas Líderes” logre un mejor financiamiento, la docente logró contactarse con representantes de la ONU sin embargo, por motivos de la pandemia la comunicación se cortó y ahora ella espera que algún representante se vuelva a contactar.

“Yo si quisiera que un representante de la ONU hable conmigo y se entere de la idea. Para fortalecer y expandirla. Yo necesito más financiamiento para sostener este trabajo, pues si esto se vuelve programa llegaríamos a más niñas”, señaló Mirtha Chong.

La escuela se inició en el 2018 de manera presencial con un promedio de 80 niñas y ellas llevaban clases con psicólogos, especialistas o mujeres lideresas en talleres de emprendimiento para niñas de zonas vulnerables. “y ahora como todo es virtual ya tenemos apoyo de las organizaciones internacionales como la ONU que nos apoyan con los temas para las niñas, pues es importante conocer diferentes perspectivas”.

Y como todo esfuerzo tiene su recompensa, Mirtha Chong Ramírez, fue premiada en Costa Rica por el proyecto “Escuela de Formación Política de Niñas Líderes”, el cual también se replicó en un colegio de El Salvador. Este año, los países de Panamá y Costa Rica realizarán la réplica, pero de manera virtual.

Informe: Merly Manrique Puelles

VEA TAMBIÉN

Un comentario sobre «Mujeres que dejan huella transformando el futuro de los niños y niñas más vulnerables»

  1. Interesantes aportes de las maestras Pizarro y Chong que son dignas de ser replicadas en cada una de nuestras instituciones educativas, Innovar desde la carencia de recursos económicos y sobre todo en esta etapa en que la comunicación con nuestros estudiantes se torna difícil debido a esta emergencia sanitaria, pero a la vez es una oportunidad para demostrar su sapiencia y su vocación de maestros.; a seguir luchando por la construcción de un Perú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *