Empresas sancionadas por documentación falsa e investigadas por la Contraloría ganan obra de dique del bajo Piura

Esta semana se conoció que el Consorcio Protección Marinapecu ejecutará los 20 kilómetros que comprenden el tramo de las defensas ribereñas en los distritos de Cura Mori y Catacaos por un monto que alcanza los 41 millones 414 mil 090 soles.

Este consorcio fue elegido ganador en la licitación convocada por la Municipalidad provincial de Piura para ejecutar el proyecto denominado “Creación del servicio de protección de inundaciones de la margen izquierda de la ribera del río Piura en los tramos Mareátegui Jr. Zepita, Rinconada, Narihualá, Pedregal Chico, Pedregal Grande.

El comité de selección integrado por los funcionarios Lenin Talledo Peña, Pool Sosa Sánchez y  Eliseo Ticliahuanca Campoverde,  consideró que las empresas que integran este consorcio reúnen las condiciones técnicas y económicas para ejecutar este proyecto que en un corto, mediano y largo plazo, disminuirán el riesgo de que el Bajo Piura se vuelva  a inundar tal como pasó en el Niño Costero de 2017.

Antecedentes de las empresas ganadoras

El Consorcio Protección Marinapecu está integrado por las empresas, IBE Contratistas Generales, Corporación de Ingeniería Construcción y Desarrollo Sostenible Internacional, Altavista Inversiones Globales y de Tomás Orlando Luna Guerrero.

Según una revisión hecha por Cutivalú a los antecedentes de estas empresas que ya generan dudas y preocupación entre la población y dirigentes del Bajo Piura, la empresa IBE Contratistas Generales es una de las empresas que abandonó la obra de agua y alcantarillado en el distrito de Las Lomas. Los trabajos empezaron en el 2013 con un presupuesto de 16 millones de soles, pero se paralizó por faltas administrativas. También ha sido observada por la Contraloría General de la República al advertir que el consorcio que integraba no estaba cumpliendo el contrato en la descolmatación del río Tumbes.

Otra observación que pesa sobre esta empresa es por los problemas presentados en la construcción de una pista en Ferrañafe (Chiclayo) y en los trabajos en el coliseo Eduardo Dibós de San Borja, Lima.

La Contraloría también observó a la empresa Corporación de Ingeniería, Construcción y Desarrollo Sostenible Internacional SAC, porque en el 2017 advirtió que el consorcio Virgen del Carmen, del cual era parte esta constructora, estaba retrasado en la ejecución de las fichas de la descolmatación del río Chira, asimismo, por la inexistencia de personal y maquinaria propuesta para dichos trabajos.

En tanto, la empresa Altavista Inversiones SAC y la persona de Tomás Orlando Luna Guerrero han sido socias en obras en las que también han incumplido contratos. Una de ellas es el revestimiento del canal La Peña en Tumbes donde elaboraron el expediente técnico, pero no advirtieron los problemas que iban a surgir durante la ejecución.

Asimismo, en el proyecto de mejoramiento del servicio de riego a través del canal Mochan de Virú, en La Libertad, la Contraloría advirtió que les fue adjudicado a estas dos socias sin que cumplieran con las bases de la licitación.

Incluso, en el 2016 Tomás Orlando Luna Guerrero recibió una sanción temporal del Tribunal de Contrataciones del Estado (TCE), por presentar documentación falsa y/o inexacta en un proceso de selección.

Pedirá explicaciones

El dirigente del Bajo Piura, Félix Yovera Silva, informó que tras reunirse con la directora de la Autoridad para la Reconstrucción, Amalia Moreno Vizcardo, y el alcalde de Cura Mori, la funcionaria les prometió que pedirá explicaciones al alcalde de Piura, Juan José Díaz, sobre la elección de un consorcio conformado por empresas cuestionadas.

Fuente: Cutivalú

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *