Maricultores reiniciaron sus labores de extracción y cosecha tras paralizar por un mes

Maricultores de la bahía de Sechura reiniciaron sus labores de cosecha y extracción tras paralizar por un mes sus actividades con el fin de buscar una solución a la problemática sobre un posible monopolio de un sector de empresas privadas en una actividad que es exclusiva para pescadores artesanales; así como la descarga y proceso ilegal que pone en riesgo la producción de moluscos en la bahía.

“La decisión de reiniciar la actividad fue acordada en asamblea por acuerdo mayoritario de los presidentes de las organizaciones sociales de pescadores artesanales que nos dedicamos al cultivo y extracción de la concha de abanico, pero también hemos acordado solicitar que autoridad sanitaria realice los controles y fiscalización de trazabilidad en el marco de sus competencias”, señaló Agustín Matías Navarro, coordinador general del Consejo de Maricultores.

Se autorregulan

Durante la asamblea que se desarrolló cumpliendo los protocolos de bioseguridad y guardando las distancias y medidas de seguridad dictadas al respecto, los maricultores acordaron autorregularse para evitar una sobre producción del recurso.

“La regulación consiste en cosechar una cantidad de 600 mallas como máximo por cada Organización Social de Pescadores Artesanales”, señaló Matías Navarro.

Durante la asamblea se guardó un minuto de silencio en honor al Dr. José Bernabé Gutiérrez, médico hiperbarista, encargado de la unidad de medicina hiperbárica del CLAS Sechura, que desarrolló una gran actividad y salvó la vida de muchos buzos.

Cabe precisar que en esta paralización iniciada por los maricultores participaron también los desembarcaderos autorizados para la descarga de los moluscos bivalvos como el Desembarcadero Pesquero Artesanal DPA-Parachique, Punto de Descarga de MBV de Puerto Rico y Desembarcadero Pesquero Multipropósito DPM Juan Pablo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *