Municipalidad de Piura necesita 300 fiscalizadores para combatir comercio informal que invade las calles

Cientos de comerciantes informales continúan invadiendo las vías públicas, pese al riesgo de contagio de la COVID-19, ya que expenden su mercadería sin respetar el distanciamiento social.

Para afrontar esta problemática, el jefe de fiscalización de la comuna piurana, Juan Carlos Álamo, señaló que solo cuenta con 23 fiscalizadores que realizan sus labores en tres horarios. Sin embargo, este número es insuficiente, ya que los alrededores del complejo de mercados se encuentran repletos de mercaderes informales.

“Somos la segunda región más poblada en el país y solo tenemos 23 fiscalizadores y 24 inspectores, con este personal no podemos cumplir a cabalidad nuestro trabajo y lograr combatir la informalidad”, advirtió el funcionario.

El funcionario estimó que se necesita de la contratación de unos 300 miembros de fiscalización para disminuir el comercio ambulatorio. De esa manera, se podrá evitar los riesgos de contagio de la COVID-19 en el centro de abastos.

Con información de La República

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *