24 C
Piura
domingo, 21 abril 2024
InicioEl drama de los...

El drama de los niños que no pueden acceder a las clases remotas y aprender en casa: «No nos divertimos»

Un par de papelotes pegados en la pared de la casa conforman la pizarra improvisada con la que la señora Rosa intenta enseñar a sus dos pequeños hijos.

Los niños pasaron más de media hora buscando la señal de radio para acceder a las clases remotas del programa «Aprendo en Casa» y solo lograron escuchar una parte de la lección.

Su mamá les ha dibujado rostros con diversas emociones para hacer didáctica la clase de esa tarde, pero la única emoción que ellos proyectan -tras el complicado día- es la tristeza.

Los padres tienen que preparar algunas clases.

Al problema de cobertura se suma la falta de energía eléctrica que les impide contar con los equipos encendidos para recibir las clases.

«Acá tenemos que comprar pilas para mantener prendida la radio con la que nuestros hijos estudian, además nos abastecemos de linternas y lámparas para que puedan hacer las tareas cuando llega la noche», narra resignada la madre de los menores.

Los escolares del caserío El Limón, ubicado en el centro poblado Malingas, en el distrito de Tambogrande, son parte del grupo de estudiantes de la región Piura que reporta dificultades para acceder a la educación a distancia que ofrece el Ministerio de Educación durante la emergencia sanitaria por la Covid-19.

Los padres de familia, quienes tienen que enfrentar la crisis económica que ha dejado la pandemia en este sector de extrema pobreza, se sienten desconcertados al no poder hacer más por la educación de sus hijos.

«Pedimos al Gobierno que ejecute el proyecto de luz para nuestro pueblo, nos sentimos abandonados por las autoridades en medio de esta situación de emergencia», reclama don Laucín Rufino, mientras intenta sintonizar la estación de radio del programa «Aprendo en Casa».

Poblador intenta sintonizar la estación de radio para que sus hijos aprendan.

«LOS ALUMNOS SUBEN AL CERRO»

En varios caseríos del distrito de Tambogrande, los escolares tienen que caminar hacia las alturas con un solo teléfono en mano para poder conectarse remotamente a las clases o enviar mensajes de WathsApp a sus profesores.

«Sentimos que no nos divertimos con las clases, no somos felices y por eso queremos pedirle ayuda al presidente Martín Vizcarra. Queremos jugar, divertirnos y aprender», pidió una pequeña de 8 años al jefe de Estado.

Evelín Timaná, 8 años. Estudiante de tercer grado de primaria.

La menor, junto a sus compañeros, deben caminar un largo tramo y subir un empinado cerro para poder conectarse a las clases a distancia. No todos los días tienen suerte y, a veces, regresan con el cuaderno en blanco.

La alcaldesa de Malingas, Jesús García, señaló que hay un proyecto de electrificación rural que beneficiaría a los pobladores de su centro poblado, sin embargo, este se encontraría estancado en el Ministerio de Energía y Minas.

«En algunas partes no tenemos energía eléctrica, en otras no llega la internet ni hay señal de radio. Los alumnos tienen que subir al cerro para poder estudiar. Son más de 200 niños de este sector que tienen serios problemas para estudiar», mencionó la autoridad.

Para el alcalde de Tambogrande, Alfredo Rengifo estas deficiencias en el sector educativo se debe a la falta de planificación desde el Gobierno Central.

«Hay zonas donde no llega la internet, por ello no se puede aplicar este programa educativo del Gobierno. Muchos niños no tienen condiciones para acceder a este sistema», expresó.

Alfredo Rengifo, Alcalde de Tambogrande.

MÁS DE CIEN MIL ESCOLARES CON PROBLEMAS PARA ESTUDIAR

El decano del Colegio de Profesores de Piura, Wiliam Bayona, estimó que hay más de 100 mil escolares que no están recibiendo educación remota debido a la brecha digital, la falta de equipos electrónicos y otras deficiencias dentro de sus hogares.

«Normalmente la deserción escolar es de 12 a 15% anual, sin embargo, este es un año atípico y hay un 30% de alumnos que no está recibiendo las clases remotas», precisó el decano.

En la región Piura son más de 6 mil escuelas y más de 400 mil escolares en el sector público. Este año, entre 10 mil a 15 mil alumnos migraron de colegios privados a instituciones púbicas debido a la emergencia, esto incrementa el número de estudiantes por maestro.

«Los padres de familia están priorizando a los más pequeños en desmedro de los adolescentes de cuarto y quinto de secundaria. Esto hace prever que el próximo año tendremos déficit de aprendizaje en los alumnos que busquen acceder a educación superior», alertó el profesor.

Brecha digital

Además, recordó que desde el año 2016 se hizo un convenio con el Consorcio Andina para dotar de internet y de tablets a las regiones de Piura y Tumbes, un proyecto quehubiese servido para reducir la brecha digital que ahora se hace más visible.

Entre 10 mil a 15 mil escolares migraron de colegios privados a instituciones públicas.

A pocos meses para culminar el año escolar, un grupo de estudiantes de Piura, especialmente de la zona rural, sigue sin poder acceder a ese derecho reconocido por la Constitución Política.

Sin las tablets prometidas ni acceso a internet, la educación para estos niños y niñas sigue siendo distante.

Más Populares

Artículos relacionados