Trump y Biden se enfrentaron en el último debate presidencial antes de las elecciones de Estados Unidos

Foto: EPA

La noche de este jueves último, el aspirante a la reelección presidencial en Estados Unidos, Donald Trump, y su rival por el Partido Demócrata, Joe Biden, sostuvieron un intenso debate realizado en la localidad de Nashville (Tennessee).

Este cara a cara estuvo marcado por las duras acusaciones de corrupción entre uno a otro candidato.

Trump citó alegaciones infundadas de que Biden se benefició personalmente de los negocios de su hijo. El demócrata, por su parte, sacó a relucir las opacas cuentas fiscales del presidente.

El mandatario intentó dibujar a Biden como el “típico político”, con constantes referencias a su larga carrera y, en especial, a sus dos periodos como vicepresidente de Barack Obama.

Biden, por su parte, ofreció muchos más detalles sobre sus planes de gobierno, aunque sus frases quizá no tuvieron la grandilocuencia de las de Trump.

Anunció, por ejemplo, que, de llegar a la Casa Blanca, enviaría una ley al Congreso para crear un camino hacia la ciudadanía para 11 millones de inmigrantes indocumentados, que mejoraría el sistema de salud estableciendo una opción pública de seguro médico que -prometió- generaría mayor competencia y permitiría abaratar los costos. También se comprometió con un salario mínimo de US$15 por hora.

En comparación con el primer debate este segundo y final encuentro entre Trump y Biden fue mucho mejor recibido por el público.

Con información de la BBC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *