Marcha nacional: Registran agresiones y excesos policiales contra ciudadanía y periodistas

La Defensoría del Pueblo ha confirmado el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la Policía durante la manifestación. Foto: Twitter/@Blackdragon1802)

Decenas de agresiones y excesos policiales contra manifestantes, periodistas y ciudadanía en general quedaron registradas durante la gran marcha nacional contra el gobierno de Manuel Merino de Lama, realizada ayer, 12 de noviembre y que movilizó miles de personas en numerosas ciudades del Perú.

Inclusive antes del inicio de la marcha, usuarios de redes sociales como Instagram, Twitter y Facebook, reportaban con fotografías y videos, detenciones supuestamente arbitrarias por parte de personal policial sin el uniforme reglamentario, así como la llegada de miembros del grupo Terna en las inmediaciones de la plaza San Martín, vestidos de civil, con el objetivo de infiltrarse en la marcha.

A las imágenes del desplazamiento de miles de ciudadanos en forma pacífica con pancartas y bombos que expresaban el rechazo a Merino de Lama, iban sumándose la evidencia audiovisual del ataque policial. Decenas de videos y fotografías muestran las bombas lacrimógenas y los disparos efectuados con perdigones directamente a los grupos de manifestantes, acorralados por las vallas instaladas por la misma policía.

Periodistas y veedores institucionales confirman que la Policía lanzó gases lacrimógenos y perdigones a grupos que se movilizaban de forma pacífica.

Otro hechos registrado fue la dificultad de equipos de rescatistas voluntarios para la atención de las personas heridas. Los gases lanzados desde diversos puntos y los cercos policiales obligaban a formar círculo de voluntarios en torno a los heridos para evitar mayores daños.

Un vídeo difundido en Twitter muestra también a una joven en el suelo, afectada por los gases lacrimógenos y rodeada de policías. En las imágenes se puede observar cómo, mientras la joven convulsiona, los policías la cargan hacia un espacio restringido.

Más afectados

Además de los daños a los manifestantes, el impacto de los excesos policiales se extendió a la ciudadanía ajena a las movilizaciones, como pacientes y personal del Hospital de El Niño, vecinos de la Av. Brasil, y gente de todas las edades, incluidos bebés, que a bordo de buses del Metropolitano y otros medios de transporte, se vieron afectados por los gases lacrimógenos lanzados de manera indiscriminada por los efectivos policiales.

Periodistas agredidos

El periodista de OjoPúblico, Alonso Balbuena, fue uno de los heridos durante la marcha (Foto Twitter @Meleyza1)

Numerosos videos muestran también como periodistas de diversos medios fueron objeto directo de las bombas y perdigones disparados por los miembros de la Policía Nacional. Entre los periodistas víctimas de estos ataques figuran Alonso Balbuena de Ojo Público, José Hidalgo Rodríguez de América Tv, Alonso Chero de El Comercio. Chero necesitó de una intervención quirúrgica, mediante la cual le retiraron un perdigón de la espalda.

Desde el inicio de las manifestaciones, el último lunes, hasta hoy, se ha reportado a 26 periodistas agredidos por la Policía Nacional, según organismos de prensa como la Asociación Nacional de Periodistas.

Instituciones confirman violencia

Diferentes instituciones del ámbito público, privado e internacional han confirmado los actos de violencia ejercidos por la Policía Nacional, como la oficina de la Organización de las Naciones Unidas en Perú, la Defensoría del Pueblo y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH)

 “Como resultado de la actuación policial de los últimos días, y particularmente en las marchas masivas del jueves 12, se han registrado heridos, incluyendo manifestantes y periodistas. Es necesario recordar que la utilización arbitraria e indiscriminada de las armas no letales vulnera el principio de proporcionalidad e infringe los estándares internacionales, que requieren de precaución, necesidad y proporcionalidad en la actuación policial”, señaló la ONU en un comunicado.

La Defensoría del Pueblo emitió un informe hoy en el que expresa que “los actos de violencia por parte de un reducido grupo de manifestantes, de ningún modo pueden justificar el incumplimiento de los deberes de protección que la Constitución asigna a las autoridades policiales. La inadecuada intervención mencionada se refleja en la  utilización desproporcionada del gas lacrimógeno, las detenciones realizadas por personal policial sin identificación,  así como en la utilización de escopetas de perdigones disparadas contra los manifestantes”.

La CNDDHH informó de la existencia de once personas heridas durante la manifestación, tres de ellos de forma grave.

Ministro niega todo

Pese a las numerosas evidencias y al pronunciamiento de las instituciones nacionales e internacionales, el ministro del Interior del nuevo gobierno, Gastón Rodríguez lo negó todo anoche en entrevista con RPP Noticias, y volvió a reafirmarse hoy en declaraciones a la prensa, asegurando que la actuación policial se dio “de acuerdo a protocolo”.

Rodríguez negó la presencia de integrantes del Grupo Terna vestidos de civil, negó que se hubieran lanzado bombas lacrimógenas desde helicópteros, y aseguró que la represión policial se realizó en respuesta a ataques de los manifestantes.

Asimismo, aunque por la noche negó también el uso de perdigones contra la población, hoy el ministro sostuvo que se refería a otros tipos de perdigones, y afirmó que en la marcha sí se utilizaron perdigones de goma, no letales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 Compartir
Compartir
Twittear
Compartir
Pin