Seguridad alimentaria: Prístina, agua de mesa piurana, logra certificación HACCP

El agua de mesa Prístina, producida en la región Piura, obtuvo la certificación HACCP, un sistema de seguridad alimentaria que garantiza la producción de alimentos para consumo humano de alta calidad y libres de contaminación, mediante el cumplimiento de normas nacionales e internacionales.

Así lo informaron los directivos de Comforta SAC, empresa productora de Prístina, en la presentación del taller de difusión de resultados del proyecto “Implementación y certificación de un Sistema de Inocuidad de Alimentos (SGIA) para la línea de elaboración de agua de mesa sin gas basado en la norma HACCP en la empresa Comforta S.A.C.

Este proyecto ha sido cofinanciado por el Programa Nacional de Desarrollo Tecnológico e Innovación – ProInnóvate del Ministerio de la Producción, mediante convenio N° 226-PROINNOVATE-EEMC-2021, en el marco del concurso “Programa Emergencia Empresarial – Mipymes de Calidad”, que la empresa piurana ganó el año pasado.

“Somos una de las pocas empresas productoras de agua de mesa de Piura y del norte del país que contamos con esta certificación de nivel internacional, y que es una muestra más de nuestro compromiso permanente con nuestros clientes y la comunidad piurana en general, de brindar un producto de calidad, seguro para la salud de todos los consumidores”, detallaron los directivos.

Producto piurano

Los empresarios recordaron que el agua de mesa Prístina es un producto piurano con más de 3 años en el mercado, con registro sanitario vigente y que actualmente se distribuye en los distritos de Piura, Castilla, Veintiséis de Octubre, Tambogrande y en las provincias de Sullana y Paita.

Entre sus clientes corporativos está el Poder Judicial de Piura, al que accedieron mediante concurso público; también abastecen a empresas agroexportadoras y del sector hidrobiológico, y a cientos de negocios, emprendimientos y familias de la región Piura.

Proceso

El agua de mesa Prístina pasa por siete etapas a lo largo de su proceso de elaboración: un primer paso es el filtro multimedia, que filtra y retiene elementos suspendidos en el agua, pequeñas partículas como basura, tierra, polen, entre otros. En un segundo momento, pasa por el filtro de carbón activado, que filtra y retiene químicos como el cloro o microorganismos disueltos y elimina compuestos orgánicos que puedan generar algún sabor.

En su tercera y cuarta etapa, el agua pasa por filtros de 5 micras y una micra, que filtra y retiene partículas disueltas de menor tamaño, no visibles al ojo humano. La ósmosis inversa es la quinta etapa, en la que se retiene la mayor parte de sólidos y microorganismos disueltos en el agua. Elimina hasta el 99% de contaminantes.

En las últimas etapas el agua pasa por la luz ultravioleta, el sistema de generación de rayos UV que eliminan bacterias, virus y protozoos en un 99.99%. Finalmente, el líquido pasa por el equipo generador de ozono, que desinfecta, elimina olores y permite alargar la vida útil del agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *