Justicia portuguesa retoma el caso Maddie después de quince años

La fiscalía portuguesa anunció el jueves que había solicitado imputar a un sospechoso en Alemania, sin precisar su identidad ni la naturaleza de las sospechas que tenían sobre él.

Casi 15 años después de la desaparición de Madeleine McCann en el sur de Portugal, la justicia del país decidió seguir la pista de los investigadores alemanes, que en 2020 identificaron a un pederasta reincidente como principal sospechoso del asesinato de la niña británica.

La fiscalía portuguesa anunció el jueves que había solicitado imputar a un sospechoso en Alemania, sin precisar su identidad ni la naturaleza de las sospechas que tenían sobre él, en el marco de una investigación sobre la desaparición de Maddie realizada «en cooperación con las autoridades inglesas y alemanas».

Según reacciones recogidas por la AFP el viernes de la fiscalía de Brunswick y del abogado de un sospechoso alemán identificado como «Christian B.» no dejan dudas de que también se ha convertido en el sospechoso número 1 del presunto crimen.

«Es obvio que Portugal también tiene sospechas sobre él», pero «me sorprendería que de la noche a la mañana estuvieran más avanzados en su investigación que nosotros aquí», dijo Hans Christian Wolters, portavoz de la fiscalía de Brunswick, encargada de la parte alemana del caso, en una entrevista con la AFP.

«No debemos sobrevalorar esta medida adoptada por las autoridades portuguesas», dijo Friedrich Sebastian Fülscher, abogado de Kiel (norte de Alemania), que representa a «Christian B.».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.