21.3 C
Piura
miércoles, 4 octubre 2023
Inicio#YoMeZumo, la campaña para...

#YoMeZumo, la campaña para frenar al dragón amarillo que amenaza al limón piurano

Pérdidas por 400 millones de soles y miles de puestos de trabajo son los efectos que podría dejar en el Perú y la región el Dragón Amarillo-HBL, la nueva plaga que amenaza al limón y otros cítricos de la región Piura. Para frenar esta temible amenaza, el Servicio Nacional de Sanidad Agraria y ProCitrus impulsan la campaña #YomeZumo.

#YoMeZumo apunta a concientizar a autoridades regionales y locales, productores y otros actores de la cadena de producción de cítricos, acerca de la urgencia de sumar esfuerzos para cerrarle el paso a la plaga que mata la producción de limones, naranjas y mandarinas, y que ya está generando cuantiosas pérdidas económicas en países de América como Argentina, Brasil, Colombia, México, Paraguay, USA, entre otros.

“De establecerse en nuestros cultivos, aun contando con un programa fitosanitario, las pérdidas alcanzarían los S/ 454.572.952, según estudio del IICA, ocasionando una crisis a nivel nacional, que afectaría también en el sector gastronómico, ya que un kilo de limón podría alcanzar precios muy similares o mayores a los que se observó en el fenómeno de El Niño Costero”.

Sergio Del Castillo, gerente general de ProCitrus

Un cálculo concreto del impacto potencial de la plaga es la proyección de un incremento entre 20% y 35% en el precio de los cítricos.

Área en riesgo

En el Perú hay aproximadamente 25 mil hectáreas destinadas a la producción de limones. De estas, 18 mil se encuentran en Piura y 2 mil en Tumbes, ambas zonas pueden verse gravemente afectadas ante el ingreso del HLB si no se toman las medidas de prevención adecuadas. Cabe indicar que la exportación de Limón Sutil y Tahití representó un ingreso en divisas para el Perú de US$ 20 millones de dólares en el 2020.

Efectos colaterales

La plaga, que es propagada por el insecto vector llamado Diaphorina citri, también generaría un impacto negativo en los puestos de trabajo vinculados con las cadenas de servicios, transporte, acopio, empacado, distribución y comercio de los cítricos, y afectaría a las inversiones privadas y las economías regionales.

Por otro lado, el limón es un insumo fundamental de platos emblemáticos como el ceviche o de nuestro cóctel bandera “El Pisco Sour”. Y, en general, incontables mesas de familias peruanas se verían seriamente perjudicadas, porque en la cocina cotidiana, todo lleva su limoncito.

Cabe resaltar que el mayor riesgo de ingreso del portador de la plaga es a través del contrabando de plantas por la frontera de Ecuador. Por ello, SENASA está realizando un trabajo de vigilancia en las zonas crítica. Además, junto a ProCitrus, ha efectuado prospecciones en búsqueda del insecto transmisor y ha capacitado a los productores de la zona.

En ese contexto surge #YoMeZumo” cuyo objetivo es concientizar tanto a los productores como a la población en general sobre el impacto negativo que la plaga del Dragon Amarillo ocasionaría en la economía familiar. Juntos, podemos proteger a nuestro limón y evitar que desaparezca. Y tú ¿te zumas?

Más Populares

Artículos relacionados